Economy

Presentan a la nueva Fiat Chrysler Automobiles

DETROIT (AP) — Chrysler y Fiat se conocerán a partir de ahora como Fiat Chrysler Automobiles NV tras fusionarse en una sola compañía.

La junta de directores de Fiat accedió al nuevo nombre el miércoles, mientras que definieron que su sede esté en Gran Bretaña por motivos fiscales. La junta también logró evitar el controvertido asunto político de si la verdadera sede estará en Estados Unidos o Italia al mantener sus oficinas en ambos países.

Fiat y Chrysler también anunciaron sus ganancias para el último trimestre y para el año en total. Las grandes ganancias de Chrysler una vez más impulsaron a su compañía matriz, que de otra manera habría tenido pérdidas.

Las acciones de la empresa fusionada se intercambiarán en la Bolsa de Nueva York y en Milán para el 1 de octubre. Las acciones se intercambiarán bajo el título FCA, que también aparece en el logotipo de la nueva empresa. FCA incluye a las marcas Jeep, Ram, Dodge y Chrysler así como a Fiat, Maserati, Alfa Romeo y Ferrari-Lancia.

La nueva empresa continuará teniendo importantes operaciones de investigación, ingeniería y finanzas en la sede de Fiat en Turín, Italia, y en el enorme complejo de Chrysler en Auburn Hills, Michigan. Esto evita las controversias políticas en Italia, donde Fiat es la mayor generadora de empleos privada, y en Estados Unidos, donde el gobierno salvó a Chrysler tras financiar su bancarrota en 2009.

Los ejecutivos corporativos, incluyendo a Sergio Marchionne, el director general de ambas empresas, dicen que las verdaderas oficinas corporativas están en los aviones. Actualmente la junta directiva de 22 integrantes pasa horas volando para reuniones, visitas a fábricas y otras operaciones. Desde hace por lo menos tres años, los mismos que Marchionne ha estado al frente de la compañía, "los cerebros están volando de un lado a otro entre Auburn (Hills) e Italia", dijo el analista de Morningstar Richard Hilgert.

Fiat era dueña de 58,5 de Chrysler el año pasado. Desde entonces compró el resto de la empresa a un fondo de fideicomiso, que paga los seguros de salud para sus jubilados sindicalizados, para poder fusionar a ambas empresas.

Marchionne dijo que el nuevo logotipo une a ambas empresas "en vez de poner una organización por encima de la otra". Chrysler y Fiat ya han trabajado en equipo para diseñar tres vehículos, el compacto Dodge Dart, la camioneta Jeep Cherokee y el auto sedán Chrysler 200 próximo a lanzarse.

Marchionne dijo en una conferencia telefónica que los líderes de Fiat y Chrysler trabajan ahora al unísono. "Creo que podemos avanzar a la ejecución a la velocidad de la luz", dijo. La consolidación de las empresas le da confianza en que FCA puede llegar a la meta de vender un millón de Jeeps a nivel mundial este año, tras haber vendido 732.000 en 2013.

La nueva empresa planea invertir 8.000 millones de dólares en desarrollo de productos y fábricas en los próximos años como parte de un plan de negocios que será revelado en mayo. En su último reporte de ganancias como empresa independiente, Chrysler dijo que sus ingresos netos aumentaron más de cuatro veces a 1.620 millones de dólares en el tercer trimestre, impulsados por las buenas ventas en Estados Unidos y un apoyo fiscal de 962 millones de dólares. Sin el apoyo fiscal la empresa aun así habría ganado 659 millones de dólares, un aumento de 74% en comparación con un año antes.

Sin las ganancias de Chrysler, Fiat habría perdido 235 millones de euros (321 millones de dólares), casi el doble de lo que perdió un año antes. Chrysler hace 75% de sus ventas en Estados Unidos, que aumentaron 9% el año pasado a poco más de 1,8 millones de autos y camiones, encabezadas por la camioneta pickup Ram y la Grand Cherokee. La empresa vendió 2,4 millones de vehículos a nivel mundial en el año, lo que también representó un aumento de 9% a ese nivel.

Marchionne dijo a los empleados de Chrysler que tendrán bonos de acuerdo a las ganancias del año pasado. Los 37.200 obreros de la empresa obtendrán unos 2.500 dólares en reparto de utilidades. Chrysler también anunció planes para tomar préstamos hasta por 4.700 millones para liquidar un pagaré de 2009 emitido a la junta directiva de Unión de Trabajadores de la Industria Automotriz (UAW por sus siglas en inglés).

También el miércoles la junta directiva de Fiat redujo el dividendo de la compañía para mantener liquidez tras comprar la participación de la junta en Chrysler por 1.750 millones de dólares (unos 1.350 millones de euros) en efectivo y otros 1.900 millones en dividendos extraordinarios. La compra se cerró el 21 de enero.

Los periodistas de The Associated Press Dee-Ann Durbin en Detroit y Colleen Barry en Florencia, Italia, contribuyeron con este despacho.

Related Headlines